Pagar deudas – Encuentra una solución real

Cuando utilizamos algún tipo de crédito, todos conocemos la importancia de pagar deudas a tiempo.

Sin embargo, existen muchos motivos por los cuales no siempre nos es posible cubrir todas las mensualidades completas o a tiempo. Cuando esto sucede, por lo general la deuda genera intereses, que hasta cierto punto puede que no sean tan significativos y no afecte del todo nuestras finanzas.

El problema se puede volver serio cuando continuamos sin cubrir los montos mínimos, de manera que se vuelve muy complicado seguir pagando regularmente.

Es importante saber que, para pagar deudas a tiempo, y de forma completa, es importante llevar una buena planeación económica. Pero sobre todo es esencial determinar si la deuda que estamos por adquirir es conveniente o no.

Hay muchas formas de determinar si una deuda es buena o mala. En primer lugar hay que poner atención a la tasa de interés, para evitar adquirir una deuda que pueda crecer como una bola de nieve. También es importante revisar que las mensualidades que se debe cubrir no afectan en nuestros ingresos de manera significativa. Y por otro lado también hay que elegir el uso de créditos únicamente para elegir productos que nos van a durar más que las mensualidades a pagar.

Ahora que, si por algún motivo estás atravesando por problemas para pagar deudas, de manera que te es imposible seguir cubriendo los mínimos, es fundamental tomar una determinación lo antes posible. Lo que los especialistas recomiendan en estas situaciones es solicitar la defensa del deudor con una entidad autorizada. Ellos se encargarán de negociar descuentos, y de encontrar facilidades para que pueda pagar deudas completamente.

 

Reparadoras de crédito – ¿Cuándo acudir a ellas?

 

Las reparadoras de crédito son entidades que fungen como terceros entre un acreedor y un deudor, defendiendo los intereses de éste último, y tratando de llegar a un acuerdo para conseguir un descuento en una deuda, y un plan de pagos más cómodo para el deudor.

Es importante saber que en México actualmente sólo existen 5 reparadoras de crédito autorizadas, y también es importante saber en qué situaciones conviene acudir con una.

Por lo general, la mayoría de las personas en este país tenemos algún tipo de deuda. Sin embargo, muchas de éstas se tratan de deudas sanas o positivas. Son deudas cuyo plan de pago está ajustado a las posibilidades económicas del deudor, y es una deuda que mensualmente va disminuyendo hasta que eventualmente se liquida por completo.

Por otro lado, están las deudas negativas. Se tratan de las deudas que no pueden ser cubiertas a tiempo y que están generando intereses. De cualquier manera, muchas deudas de este tipo pueden ser cubiertas por el deudor, con un poco de organización y de moderación en sus otros gastos.

Cuando una deuda negativa se vuelve imposible de pagar, es cuando se recomienda contactar con una reparadora de crédito para que analice nuestra situación.

Los especialistas de las reparadoras de crédito se encargan de responder todos los llamados de cobranzas, y se encargan de brindar asesoría legal y financiera al deudor. Una vez hecho esto, se entabla un acuerdo para descontar parte de la deuda de forma que pueda realmente ser reducida mensualmente hasta liquidarla en su totalidad.